Dándole vida a unos monstruos muy monos

Esta historia de pequeños monstruos de un bosque nos dejará mucho que aprender… a chicos y a grandes. En esta sociedad hay personas que se acostumbran a decir solo las cosas negativas que ven en los demás.

Este corto ha servido para reflexionar y a la vez para aprender a realizar una animación stop motion con imágenes diseñadas en distintos materiales.

Nos ha encantado ver sus sonrisas al ver el resultado del trabajo con unos monstruos muy chulos y las ideas creadas para solventar los problemas que se han presentado en su primera animación. ¡Muy bien! El que aprende, gana.

Pin It on Pinterest